Publicidad

Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

La gestión del alcalde provincial de Azángaro, Isidro Solórzano Pinaya, está de mal en peor. Esta vez, se prestó 3 millones de soles del Banco de la Nacion para ejecutar un puente. Pero no movió ni una piedra y al final tuvo que devolver el dinero, junto a los intereses moratorios que generó el préstamo.
El regidor azangarino Jaime Peralta Calcina, manifestó que a pedido del burgomaestre se aprobó el préstamo bancario para la construcción del puente vehicular y peatonal Yaraja, que se ubica sobre el río Azángaro, con la finalidad de beneficiar a 31 mil 500 pobladores de la zona.
Por lo que la entidad financiera del Estado hizo el depósito del dinero a las cuentas de la Municipalidad Provincial de Azángaro. No obstante, al culminar con la formulación del estudio del perfil del proyecto, se dieron con la sorpresa de que la infraestructura iba a costar el doble, es decir 6 millones de soles.
Tras este desbalance, el burgomaestre ordenó la devolución del dinero al banco, además se habría pagado más de 7 mil soles, por los intereses que generó la transacción financiera. En ese sentido, el regidor dijo que no sólo se incumplió con ejecutar la obra a favor de la población azangarina sino que se pagó dinero en vano en perjuicio de las arcas municipales.
Peralta Calcina, culpó de esta mala decisión a la autoridad provincial Isidro Solórzano, que estaría cometiendo varios errores al frente de la Municipalidad, además de no cumplir con la ejecución de las obras que prometió en la campaña electoral.
pachamamaradio.org

Acerca de Radio Salud

Hola...
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

Inicio