Publicidad

Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Perros callejeros devoraron cuatro corderos que pastaban en las cercanías del río Azángaro, en las afueras de la misma localidad, la tarde del último sábado.
Los animales afectados pertenecen a una pastora de la zona, quien acostumbraba dejar su ganado en esa zona para, en paralelo, realizar trabajos en su casa, ubicada en el barrio Cultural Puente.
La mujer dijo que todos los días repite la rutina de dejar amarradas a sus ovejas en las mañanas y en las tardes, aproximadamente a las 17:30 horas, las recoge.
Sin embargo, el fin de semana se llevó la ingrata sorpresa de que algunos corderos suyos estaban agonizando, otros incluso había fallecido como consecuencia de la mordida de los canes callejeros que pululan en esta localidad.
La presidenta del barrio Cultural Puente, Jenny Ochoa, hizo un llamado a las autoridades de la municipalidad y el sector salud, para que tomen las medidas correctivas del caso y ver la forma cómo conseguir una perrera.
“Mientras existan en la calles es peligro para todos”, advirtió la directiva.
“Es inaudito que suceda esto en este barrio, esperemos que no ocurra con los niños que juegan en esos lugares, un niño indefenso sería víctima de estos animales”, declaró.
No se conoce si esos animales han recibido vacunas o sus antiparasitarios, por tanto, la carne que han dejado producto de la muerte de los corderos tampoco puede comerse por las personas.
PERRERAS. La Municipalidad Provincial de Azángaro no se ha pronunciado por este problema, pese a que ya existen antecedentes de mordedura y denuncias por circulación de canes sin dueños conocidos. Hasta ahora, solo la Municipalidad Provincial de Sandia ha logrado inaugurar una perrera municipal, la misma que se ha puesto en funcionamiento desde inicios del presente año.

Acerca de Radio Salud

Hola...
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

Inicio