Publicidad

Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Puno. Los familiares del exalcalde del distrito de Arapa, Jorge Roselló Calapuja, consiguieron la justicia que reclamaban para su pariente luego de que este fuese asesinado a sangre fría en enero del 2017. Tras más de dos años, el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial Permanente de Juliaca les impuso la máxima pena.

Los hermanos Yimy Romel y Luis Alayín Gallegos Cañazaca permanecerán de por vida recluidos en un penal. Fueron encontrados culpables como coautores del delito de robo mediante violencia, amenaza y secuestro con subsecuente muerte del exalcalde distrital de la provincia de Azángaro en Puno.

El hecho ocurrió hace dos años cuando Roselló y su hermano fueron interceptados cuando viajaban por la vía Caminaca - Arapa. Tres sujetos les cerraron el paso y comenzaron a dispararles. En medio de la balacera se llevaron al exalcalde y luego de una hora fue encontrado muerto con una herida de bala en la cabeza.

En un primer momento pensaron que se trataba de un asalto, pero luego de las pericias policiales se reveló que Jorge Roselló fue torturado, tenía varias lesiones en el cuerpo, por lo que no se descarta que el asesinato hubiera sido por diferencias políticas. Los por familiares confirmaron la tesis de la investigación.

Los hermanos Gallegos, ya vienen purgando condena en los penales de Juliaca y Cañete desde el 10 de enero del 2017. Además, tendrán que pagar una reparación civil de 387 mil soles a favor de las partes agraviadas y herederos legales de la exautoridad.

Cabe precisar, que Yimy y Luis en primera instancia fueron sentenciados a 20 y 22 años de presión, respectivamente. Tras la apelación, la pena fue cambiada a cadena perpetua por el Juzgado Penal Colegiado de Juliaca.

Dicha demanda de habeas corpus fue presentada contra el juez de Investigación Preparatoria de Azángaro, Santos Poma Machaca, quien dispuso la captura del exalcalde, el 30 de octubre del año 2017. 

La decisión del juez Santos Poma ha sido sometida antes a un habeas corpus que de igual modo quedó sin efecto en segunda instancia. Por esto, Murillo Quispe recurrió al Tribunal Constitucional estando pendiente el pronunciamiento de este órgano. 

Por ello, los jueces superiores de la Tercera Sala Penal de Apelaciones dejaron en claro que en esta nueva demanda de habeas corpus no corresponde que otro juez constitucional se pronuncie al tratarse de procesos diferentes.

Acerca de Radio Salud

Hola...
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

Inicio